Encuentro entre CJE y Equipos de Convivencia Escolar de Arica

La Línea de Inclusión Psicosocial, en conjunto con autoridades locales, compartieron resultados de una encuesta realizada a los funcionarios de establecimientos educacionales de la región y generaron un espacio de reflexión para compartir experiencias durante la pandemia.

 

Una iniciativa que reúne a CJE, la SEREMI de Educación de Arica y el Servicio Local de Educación Pública de Chinchorro, buscó conocer cuál es el estado actual de los equipos de convivencia escolar de los establecimientos de Arica.

La actividad contó con la participación de más de 130 personas, en formato virtual, quienes tuvieron la oportunidad de reflexionar sobre cómo han afectado las profundas transformaciones organizacionales y logísticas que ha generado la pandemia de COVID-19.

A cargo de este encuentro estuvo la Línea de Inclusión Psicosocial de CJE quienes previamente realizaron una encuesta en los establecimientos públicos, subvencionados y particulares privados, para justamente ahondar en los temas que los afectan.

Jerome Flores, Investigador Asociado de dicha línea, comentó que “dentro de los resultados que encontramos, el 75% de encuestados afirmó que las directrices de los establecimientos han sido claras para abordar el trabajo virtual. Sin embargo, el 35% declaró que la conexión a internet es insuficiente para realizar sus labores, lo que se condice con la brecha de acceso que ha quedado de manifiesto durante esta pandemia a nivel nacional”, afirmó.

En ese sentido, Flores agregó que “también detectamos que lo equipos de convivencia declaran en cerca de un 50% que están realizando funciones distintas a su rol asignado, lo que se explicaría por esta forzosa e inesperada transición a lo virtual”, subrayó.

Respecto del autocuidado, el investigador de CJE manifestó que “sin duda que en este tema los resultados son más preocupantes ya que todos enfrentamos el confinamiento de maneras distintas. En nuestra indagación, descubrimos que en términos de medidas de autocuidado el 14% afirmó que son pocas y el 25%, que son muy pocas. Por ello es necesario diseñar estrategias y herramientas para que los equipos puedan lidiar de mejor manera con las consecuencias de esta pandemia”, dijo.

La colaboración estratégica entre las tres instituciones pretende seguir son este trabajo de apoyo a los equipos de convivencia, lo que se traducirá en más encuentros para abordar estas y otras temáticas.

“En principio, junto con la SEREMI de Educación y el SLEP de Chinchorro organizaremos otros encuentros donde la idea es presentar evidencia internacional sobre los efectos de la pandemia y estrategias que se han utilizado para afrontarla en términos de salud mental y bienestar”, destacó Jerome Flores.